Bodas y Banquetes

¿Te has planteado qué pensarán sobre tu vestido de bodas durante el evento?. ¿Te has preguntado si a tu novio y futuro esposo Le gustará como te sienta, como te queda?.

A no ser que hayas sido realmente hortera a la hora de elegir el vestido y te hayas decidido por un vestido de novia de color naranja con costuras laterales azules, y un escote hasta el ombligo, estoy segura de que le encantará.

Me he pasado tantas horas googleando, buscando nuevas páginas de bodas, viendo reportajes de bodas de los años anteriores, viendo la tendencia actual y la de los años venideros, durante la mañana, la tarde y la noche. Mientras me daba una relajante ducha, cogía el iPhone,  y me ponía a buscar fotos de novias en los buscadores de internet.

Sin encontrar novedades: ¡por supuesto!, hacía tan solo unas horas que había googleando sin éxito, y había leído todas las páginas conocidas y por conocerte. Durante la noche, después de cenar, en lugar de ver la televisión, alguna de de mis series favoritas, me dediqué a buscar más fotografías de bodas, porque necesitaba coger nuevas ideas.

Que si la tiara, que si los zapatos, que si salía una nueva pulsera para tu boda que además colaboraba con alguna asociación benéfica, ahí estaba yo, compartiendo además en mi perfil de Facebook todo aquello que encontraba útil. Con razón, mis amigos bajaron de 180 a 130, fui tan aburrida como cansina, ahora lo reconozco de forma abierta, pero para mi, la boda era algo realmente obsesivo y quería que todo fuera perfecto.

Decir que, me probé al menos 30 vestidos de novia, de las mejores marcas, y de marcas más humildes. Casualmente, las mejores marcas no me convencieron en absoluto, me probé con escote, sin el, cerrados, clásicos, de estilo moderno, incluso uno blanco con bordados oscuros, muy gótico, precioso, pero no para mi boda.

Al final, me decidí por uno de marca ‘humilde’, por así decirlo. Me enamoró como me sentaba, aunque lo que expliqué anteriormente, tenía dudas.

Pero al elegir los zapatos perfectos, y la tiara, me quedé casi satisfecha, pero me faltaba algo. Claro, el peinado. El peinado no era el que más me favorecía con ese vestido, así que tuve que llamar a mi peluquera y amiga, para que viniera a casa y me hiciera 100 peinados diferentes. Já, pensabas que 30 vestidos eran pocos, pero para nada. Los 100 peinados diferentes son mucho peor aún. Porque es un compromiso para mi amiga, porque es un gasto de dinero, y porque pierdes mucho tiempo.

novia guapa

Mi consejo es que busques un catálogo de novias, busques una chica que se parezca a ti, con tu mismo color de pelo, y hagas una copia total y absoluta del estilo. ¡Es la mejor opción!. Créeme. Ahorra tiempo y esfuerzo.

Elige un vestido bonito que te quede bien, de manera conjunta con tu peinado, al igual que cuando compras un vehículo, compras el conjunto.

Solo hay que usar la cabeza. Te ahorrarás tiempo, disgustos, y además, mucho dinero. Luce perfecta en tu boda, ¡pero no a cualquier precio!.

También deberías consultar páginas web como Amazon, eBay o la propia Google para encontrar vestidos baratos, incluso si quieres, puedes comprar uno de segunda mano, que estará nuevo, con un solo uso (¡te has parado a pensar!), y puedes ahorrarte hasta un 80% en el precio del vestido.

Si lo deseas, también puedes alquilar uno, pero la idea de comprar el vestido de boda de segunda mano, creo que es notablemente mejor, y no tendrás que estar preocupada de la posterior devolución del traje de novia.

Además, podrás usarlo para las fotos post-boda, y así podrás darte un buen baño en la playa sin importar lo más mínimo el vestido. E incluso, si quieres, lo puedes vender después de boda.

¡Disfruta de este maravilloso día!

Anuncios